Derechos Humanos

Después de una historia de suspensiones y proyectos frustrados entró en vigencia en la provincia de la ciudad de Buenos Aires una ley de protección integral de los derechos de pequeños, pequeñas y adolescentes cuya aprobación había derogado el decreto ley diez y sesenta y siete de Patronato de la última dictadura. No cabe duda que el abogado es no solo moral sino que civilmente responsable de los daños que experimente el cliente cuando, por poner un ejemplo, se le ha encomendado asesorar en una compra y venta y no estudia los títulos, existiendo un embargo sobre la propiedad y ocasionando un daño patrimonial importante a su cliente; cuando por su negligencia se produce el abandono del procedimiento, por retarda en empezar un juicio prescriben las acciones.

Profesional capacitado para desempeñarse en funciones operativas y administrativas que se cumplen en el Sistema Judicial como así asimismo en organismos auxiliares de administración de justicia. Si el defensor público no puede tomar su caso, no hay defensor público en su zona, la corte por norma general va a nombrar a otro letrado de oficio a fin de que lo represente sin cargo. Por ejemplo, posiblemente puedan asistirlo a usted y a sus vecinos a convencer al concejo municipal que instale un semáforo en una intersección con mucho tráfico.

Se han invocado muchas causas para esta realidad: que el título de letrado tiene una extensa incumbencia (o sea, puedo aplicar para muchos tipos de trabajo: juez, letrado, notario, fiscal, asesor, legislador, etc.); que la carrera está relacionada con un supuesto ascenso social relevante, bien que atrae a los pupilos indecisos y que no tienen buena relación con las ciencias duras y experimentales, como la física y la matemática (al fin y al cabo, vas a ser lo que debas ser serás abogado).

Al interpretarlas las hace respetuosamente con relación a su texto tal y como si se tratase de un dogma; así quienes aplican el derecho no pueden ser sino más bien abogados. El interventor tendrá derecho a acceder a todas y cada una de las instalaciones y locales de la empresa persona jurídica y a recibir cuanta información estime necesaria para el ejercicio de sus funciones. El letrado es el encargado de proteger los intereses de una de las partes en pleito.

El letrado debe respetar rigurosamente todo secreto profesional y oponerse ante los jueces o bien otra autoridad al relevamiento del secreto profesional, negándose a responder las preguntas que lo expongan a violarlo. Es un deber esencial de todo letrado el informar a su cliente del servicio de todos sus derechos legales y representarle en juicio. Los asistentes de abogados corporativos pueden monitorear y repasar las regulaciones gubernamentales para asegurar que la empresa esté al tanto de los nuevos requisitos legales.